sábado, 28 de agosto de 2010

¿Qué está pasando ?

Con esta entrada quisiera hacer una pequeña síntesis de los últimos acontecimientos económicos. En un contexto como el veraniego de baja actividad resulta preocupante que ya se estén moviendo grandes fichas en el tablero político financiero. En sintonía con el caluroso agosto que estamos padeciendo parece que en lo socioeconómico este otoño será calentito. Y no solo por ciertas huelgas anunciadas con muy poca convicción por responsables sindicales alicaídos, sino porque quizá empezaremos a vislumbrar la magnitud del desastre que se avecina. He seleccionado informaciones de diversos artículos de El País, Le Monde y autores o economistas no institucionalizados, las cifras suelen conocerse, como siempre, demasiado tarde. La estadística solo sirve a posteriori como nos ha demostrado el INE cuando hace unos días nos informaban de que la caída de la economía española en 2009 en realidad había sido mayor.

En el País de hoy:
Bernanke garantiza a los mercados que la Fed está lista para actuar "en caso de necesidad"
El jefe del Banco Central de EE UU señala que todo dependerá de si las perspectivas se deterioran notablemente, tras la revisión a la baja del crecimiento económico en el segundo trimestre.

La economía de Estados Unidos no crece ni lo deseado ni tampoco lo esperado. El Departamento de Comercio acaba de rebajar en ocho décimas la expansión registrada en el segundo trimestre, a una tasa anualizada del 1,6% del producto interior bruto. La cosa pudo ser peor, porque Wall Street anticipaba una revisión de al menos un punto respecto al 2,4% anunciado hace un mes.
Para Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, la recuperación tiene menos vigor de lo que se esperaba y la situación del mercado laboral es decepcionante, por lo que la Fed está siguiendo de cerca la situación para activar estímulos monetarios en caso de necesidad, es decir, en el caso de que la economía se deteriore más.

En El País del 24 de agosto:
El fin de los estímulos deprime la vivienda en EE UU
Las ventas de inmuebles usados registraron en julio un desplome del 27,2%, la mayor caída mensual que se recuerda en el indicador mensual de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Decepción, mucha decepción. Y miedo, porque son muchos los analistas los que alertan de que si la vivienda no mejora pronto, la recaída en la recesión será inevitable. Las ventas de inmuebles usados registraron en julio un desplome del 27,2%, la mayor caída mensual que se recuerda en este indicador que publica cada mes la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.
Del 25 de agosto:
El dato de vivienda crea más dudas sobre la recuperación en EE UU
Las ventas de inmuebles listos para estrenar han caído un 12,4% en julio.
Si había alguna esperanza, aunque fuera mínima, de que este iba a ser el verano de la recuperación en Estados Unidos, o al menos en el sector de la vivienda, se ha derrumbado. Las ventas de inmuebles listos para estrenar han caído un 12,4% en julio. Wall Street esperaba un aumento, lo que ha sentado aún peor. Este dato sigue a la caída del 27,2% en las viviendas usadas ese mes. Los constructores inmobiliarios en EE UU están vendiendo nuevas casas a un ritmo de 276.000 unidades anuales. Es el más lento registrado para un mes de julio, lo que significa que habrá más inmuebles apilándose en el mercado esperando comprador. Los economistas esperaban que subieran a las 333.000 unidades, tras un incremento del 12,1 % registrado en junio.

De nuevo, como quedó constatado ayer, ni la bajada de precios ni los bajos tipos de interés están siendo suficientes para animar a un consumidor que está enrocado. Y esta depresión que vive el mercado inmobiliario se hace notar también en el valor de los inmuebles de reciente construcción, cuyo precio está al nivel más bajo desde diciembre de 2003, en los 204.000 dólares.

Desde China según Le Monde del 23 de agosto llegan noticias también preocupantes. Los precios de las viviendas habrían aumentado un 10,3% en un año aun cuando se estima que existen unos 64,5 millones de viviendas vacías. Las clases medias ya no pueden conseguir una vivienda digna. ¿Os suena esto de algo? Nuestros amigos inversores chinos vuelven a cometer los errores de Americanos y Europeos especulando con los inmuebles que sirven menos para vivir que para hacer negocio en los parqués.
Tengo que apuntar aquí a modo de recordatorio que el sector inmobiliario ha sido el principal causante del desastre financiero. En efecto La mayoría de productos derivados que constituyen los activos tóxicos de la banca proviene de este sector. Ello explica que cada noticia relativa a este mercado provoque reacciones brutales en un sentido u otro en las bolsas del mundo entero.

En uno de sus análisis desde el parque del 25 de agosto, CLAUDI PÉREZ de El País escribe:

El retorno del miedo

Vuelve el miedo a la Bolsa. Y eso se traduce en la huida de los inversores hacia activos más seguros: francos suizos (en niveles inéditos en los últimos años), oro (cerca de máximos históricos, por encima de los 1.200 dólares por onza) y deuda pública alemana y estadounidense. La rentabilidad del bono alemán está en niveles mínimos desde la caída del Muro: desde que hay datos en los monitores de Bloomberg. Esta vez, el miedo aparece por varios flancos: el hundimiento de la venta de viviendas en Estados Unidos y el aumento del déficit público alemán, entre otros indicadores, alentaron ayer el pesimismo acerca de una posible recaída en la recesión y las Bolsas de todo el mundo lo notaron, con caídas que oscilaron entre el 1% y el 2% en las principales plazas, y que se fueron hasta el 6% en el caso de Irlanda, cuyos bancos podrían necesitar nuevas inyecciones de capital.

Después de dos años de ayudas masivas e inyecciones de dinero la economía se obstina en seguir estagnante y el desendeudamiento tanto público como privado no hará más que empeorar las cosas. La explicación es bastante simple. Nada de lo que nos ha sumido en la crisis más grave desde los años treinta ha cambiado. El capitalismo financiero especulativo y parasitario sigue exacerbando los desequilibrios, demoliendo con sus exigencias de rentabilidad la economía productiva mientras las instituciones de control se han transformado en instrumentos de maquillaje al servicio de banca y grandes multinacionales. Se sigue endiosando la productividad aniquiladora de empleo y el desempleo crónico y masivo constituye un chantaje ideal para que los que tienen aún la fortuna de tener un empleo trabajen más por menos. Evidentemente esta situación no hace más que acelerar el descalabro final porque no es generadora de riqueza y hunde la demanda. Para agravar la situación el escaso crecimiento observado estos últimos meses ni tan siquiera ha conseguido detener la destrucción de empleo.

Se especula con la posibilidad de que después de un periodo de desinflación causado por una caída de la demanda le siga otro de hiperinflanción correspondiente a la enorme masa monetaria circulante para que los estados puedan absorber deuda.

Por otro lado Algunos de los principales bancos del mundo han iniciado una campaña internacional para animar a sus clientes corporativos a usar el yuan en lugar del dólar para los acuerdos comerciales con China, informaba ayer el Financial Times. HSBC y StanChart están entre una serie de bancos globales (incluidos Citigroup y JPMorgan) que llevan a cabo campañas en Asia, Europa y Estados Unidos para promocionar el yuan entre las compañías. El fenómeno favorece la pretensión de Pekín de que el yuan pase de ser una moneda doméstica a una divisa de cambio global como el dólar o el euro (de El País de ayer). Si China decide deshacerse hasta cierto limite de sus divisas en Dolares, ésta moneda entraría en una fase de devaluación de impredecibles consecuencias, entre otras para el comercio mundial . En cualquier caso da la sensación de que estamos ante un mundo inestable y que va a la deriva.

domingo, 8 de agosto de 2010

La Industria farmacéutica (Parte I)

(El tema es tan denso que he decido elaborar dos entradas. He añadido un video del documental francés "Les médicamenteurs". No he encontrado traducción o subtitulos en español. Si os interesa puedo añadir el resto del documental.)

De Wikipedia
La industria farmacéutica es un sector empresarial dedicado a la fabricación, preparación y comercialización de productos químicos medicinales para el tratamiento y también la prevención de las enfermedades, la cual reporta niveles de lucro económico altos. Algunas empresas del sector fabrican productos químicos farmacéuticos a granel (producción primaria), y todas ellas los preparan para su uso médico mediante métodos conocidos colectivamente como producción secundaria. Entre los procesos de producción secundaria, altamente automatizados, se encuentran la fabricación de fármacos dosificados, como pastillas, cápsulas o sobres para administración oral, soluciones para inyección, óvulos y supositorios.
Están sujetos a una variedad de leyes y reglamentos con respecto a las patentes, las pruebas y la comercialización de los fármacos. La industria farmacéutica es actualmente uno de los sectores empresariales más rentables e influyentes del mundo, lo cual produce al mismo tiempo elogios por sus contribuciones a la salud, y controversias por sus políticas de marketing y campañas para influir en los gobiernos, con el fin de aumentar los precios, extender sus patentes y con ello sus beneficios empresariales. Siendo acusadas por sus críticos de promoción de enfermedades, en algunos casos, al contribuir supuestamente a medicalizar los problemas derivados del modo de vida actual, al llamar la atención sobre condiciones o enfermedades frecuentemente inofensivas con objeto de incrementar la venta de medicamentos.

Muchas compañías farmacéuticas realizan tareas de investigación y desarrollo (I+D) con el fin de introducir nuevos tratamientos mejorados. En algunos países, cada etapa de pruebas de nuevos fármacos con animales domésticos (de granja o de laboratorio) o con seres humanos, tiene que recibir la autorización de los organismos reguladores nacionales. Si se produce la aprobación final se concede la autorización para utilizarlos en condiciones determinadas. En otros países se puede obtener el permiso de distribuir un fármaco presentando la autorización del país de origen.
Una gran parte de la producción de la industria farmacéutica corresponde a vacunas. La mayoría de las vacunas son inyectables, aunque algunas se administran por vía oral, en particular la vacuna de Sabin contra la poliomielitis, desarrollada a mediados de la década de 1950. Las vacunas protegen en el organismo sometiéndole a un agente patógeno debilitado, lo cual le ayuda a crear nuevos anticuerpos (inmunización a largo plazo) o proporcionándole anticuerpos activos (una solución más temporal).
La mayoría de los países conceden patentes para los medicamentos o fármacos recientemente desarrollados o modificados, por periodos de unos 15 años a partir de la fecha de autorización. Las compañías asignan una marca registrada a sus innovaciones, que pasan a ser de su propiedad exclusiva. Además, los nuevos medicamentos reciben un nombre genérico oficial de propiedad pública. Una vez que expira la patente, cualquier empresa que cumpla las normas del organismo regulador puede fabricar y vender productos con el nombre genérico. En realidad la industria farmacéutica es la principal impulsora de la extensión del sistema de patentes, y ha presionado a los países en desarrollo para hacerles seguir este sistema.
La mayor parte de las empresas farmacéuticas tienen carácter internacional y poseen filiales en muchos países. El sector, tecnológicamente muy adelantado, da ocupación a muchos licenciados universitarios, como biólogos, bioquímicos, químicos, ingenieros, microbiólogos, farmacéuticos, farmacólogos, médicos, físicos y veterinarios, así como diplomados en enfermería. Estos profesionales trabajan en investigación y desarrollo (I+D), producción, control de calidad, marketing, representación médica, relaciones públicas o administración general.

Críticas a la industria farmacéutica
Los medicamentos no son una mercancía cualquiera, sino un elemento necesario para mantener la salud de los ciudadanos. Y aquí es donde empieza el conflicto de intereses, ya que por una parte, existe el derecho de la industria farmacéutica a obtener beneficios que la incentiven para seguir investigando, mientras por otro lado está el derecho a la salud, del que debería gozar todo ser humano.
Los argumentos más empleados para justificar el incremento de los precios de los medicamentos dicen que las nuevas técnicas, la fabricación de moléculas más complicadas y el uso de aparatos cada vez más caros han aumentado enormemente los costes. Estas dificultades se ven incrementadas por la presión para reducir los precios del sector, ante la preocupación de los gobiernos por el envejecimiento de la población, el problema con las patentes y el acceso a los medicamentos y el consiguiente aumento de los gastos sanitarios, que suponen una proporción cada vez mayor de los presupuestos estatales.

Sin embargo, los críticos del sector sostienen que en realidad los costos de fabricación han disminuido de manera importante, debido al empleo de aparatos y procesos industriales más eficientes, y a la automatización de muchas etapas productivas, con la consiguiente reducción de mano de obra. Por otra parte, la mano de obra se ha visto reducida en forma notable luego de las mega fusiones de las principales empresas farmacéuticas que han ocurrido en la década del 90, que han generado una ola de despidos del orden de varias decenas de miles de empleados.
En realidad, el mayor generador de costos en la industria farmacéutica actual no es la fabricación de los medicamentos, ni tampoco las inversiones en investigación y desarrollo sino los gastos derivados de la comercialización o mercadeo (marketing) de sus productos, que incluyen millonarios desembolsos para realizar estudios de mercado, análisis de los competidores, estrategias de posicionamiento, extensión de patentes, distribución, promoción, publicidad y ventas de sus productos, así como los gastos administrativos necesarios para mantener estructuras multinacionales, los que incluyen astronómicos salarios pagados a sus principales ejecutivos.
Según los críticos de la industria farmacéutica, los altos precios tampoco están en relación directa con la inversión en la investigación sino, más bien, con las ganancias producidas por la comercialización de los medicamentos.
• Jörg Blech
Una de las criticas mas radicales es la del periodista Jörg Blech : « Para mantener el crecimiento titanesco de beneficios estos ultimos años, escribe Jörg Blech, la industria ha tenido que ir en busca, cada vez más, de individuos sanos. » Jörg Blech prosigue afirmando que los grandes grupos farmacéuticos y los médicos organizados en una red internacional redefinen por resta razón el concepto de enfermedad: « las etapas naturales de la vida y los comportamientos normales son interpretados sistemáticamente como patológicos. ». En el Herald Tribune de 4 de enero de 2003, Jacques Leibowitsch comenta : « Convencer a la gente de que tiene una enfermedad de la que no se tenía constancia, que ni siquiera existía antes, es hábil y ruin al tiempo. ». Jörg Blech afirma que los laboratorios tienen el monopolio de la información en el campo de la educación sobre la salud. « Un empleado de la agencia de relaciones públicas, Ogilvy Healthcare, de Düsseldorf, estima que entre el 72% y el 80% de todos los artículos que tratan de temas médicos en los media se pueden atribuir a campañas de relaciones públicas orientadas.

Del Nujol al Tamiflu:la guerra declarada de la industria farmacéutica a nuestra salud
(A continuación traduzco parcialmente un rico artículo del Dr. Pascal Sacré médico anestesista belga que actualmente ejerce en seis centros especializados en grandes quemados en Bélgica. Cita él a su vez a otros grandes médicos o directores de publicaciones médicas de reputación mundial.)
En su libro, « The drug story: A factological history of America's $10,000,000,000 drug cartel, its methods, operations, hidden ownership, profits and terrific impact on the health of the American people » publicado en 1949, Morris A. Bealle nos cuenta la curiosa historia del Nujol en su primer capítulo.
William Avery Rockefeller nació en 1810 y murió en 1906. Patriarca de una familia tan celebre como discreta se fue a Cleveland en 1850 donde se hizo pasar de forma fraudulenta por doctor en medicina: el doctor Levingston. Era uno de esos charlatanes que hemos visto tantas veces retratados en películas del Oeste o tebeos de Lucky Luke y que podríamos asimilar hoy a un comercial de la industria farmacéutica.
Se vendían en aquella época muchos remedios derivados del petróleo como medicamentos. Old Bill vendía pequeñas botellas de petróleo bruto a granjeros crédulos haciéndoles creer que era un tratamiento contra el cáncer. Su producto se llamaba el Nujol (New oil).
Mientras su hijo John D. Rockefeller I fundaba la Standard Oil Company, en 1870, gracias a los préstamos de otra familia celebre y discreta los Rothschild, William le compraba frasquitos de 30 gramos de petróleo por 21 centavos y los vendía a 2 dólares a aquellos que lograba convencer de que estaban enfermos y que se sentirían mejor gracias a su remedio.
No obstante los médicos descubrieron que el Nujol era nocivo y provocaba enfermedades graves ya que entre otras cosas eliminaban las vitaminas liposolubles del cuerpo. La Standard Oil lucho contra las caídas de las ventas añadiendo caroteno al petróleo para limitar las carencias. El senador Royal Samuel Copeland, médico homeópata elegido senador en Nueva York en 1924, cobro 75.000 dólares anuales para promover el Nujol. Siguió vendiéndose a pesar de las advertencias de los médicos sobre su nocividad. Hoy aún existe bajo la forma de aceite de parafina puro. Se recomienda contra el estreñimiento crónico cuando las terapéuticas dietéticas e higiene no funcionan.
En el libro del doctor Dirk Van Duppen, « La Guerra de los medicamentos », descubrimos sin gran sorpresa que en el Top-500 de las mayores empresas americanas, la industria farmacéutica es la mas rentable (Fortune 500). Sus beneficios son 5,5 veces mayores que la media de estas 500 empresas. , « Los analistas financieros calculan que el sector de la industria farmacéutica y biotecnológica experimento un crecimiento del 25 % en 2009.”
Durante la época de miedo gripal organizado, los antigripales constituyeron el 25% del mercado mundial de vacunas evaluado en 14.000 millones de dólares (un 2% del farmacéutico). Tanto dinero en juego deja poco sitio a la ética.
El Lipitor (atorvastatina) es comercializado por Pfizer, primer laboratorio farmaceutico mundial el 12 de marzo de 2009 (75.000 millones de dolares de volumen de negocios). El Lipitor (pero también el zocor, el lipanthyl, el crestor…) permite reducir las tasas elevadas de colesterol (enfermedad de sociedades ricas y mal alimentadas), ocupaba el primer puesto en la clasificación previsional de los diez medicamentos más vendidos de 2010. Sin embargo es posible que les statinas que el Lipitor de Pfizer inducen a largo, e incluso a medio plazo, una insuficiencia cardiaca congestiva como subraya el cardiólogo Peter Langsjoen de Tyler, Texas. Langsjoen ha renunciado a una carrera interesante en un hospital universitario con el fin de dedicar su competencia o lo que llama « la insuficiencia cardíaca congestiva inducida por las estatinas ».
Canceres, pérdidas de memoria, inmunosupresión, perdida de la sensibilidad a la insulina, trastornos cognitivos o psiquiátricos que llevan al suicidio, la lista de sus efectos secundarios, a menudo no mencionados por la compañía, es muy larga. Joël M. Kaufmann de la Universidad de Filadelfia ha concluido lo siguiente
« Las compañías farmacéuticas escinden a veces un efecto secundario grave en varios menores para que su medicamento sea aprobado »
« Se trata de un método utilizado a menudo con el fin de mantener los efectos nefastos alarmantes por debajo del 1% requerido. »
En la misma línea Según un artículo del 11 de marzo de 2010 del Wall Street Journal, el Dr Scott Reuben (esponsorizado por Pfizer) ha falsificado los datos concernientes la eficacia del antidepresor Effexor (venlafaxina) producido por Wyeth (fusionada con Pfizer) contra los dolores neuropaticos y postoperatorios.
video

sábado, 7 de agosto de 2010

LOS ESPECULADORES SE APROVECHAN DE SU SUBIDA ¡El trigo te hará rico!

El precio del trigo se ha disparado después de que Rusia prohibiera las exportaciones. | AP
Recordáis lo que comentamos no hace mucho en este blog?
Copio y pego directamente de El Mundo

* Los inversores se han lanzado a comprar materias primas agrícolas
* Un fondo compró hace unas semanas el 7% de la cosecha mundial de cacao

Actualizado viernes 06/08/2010 12:36
El precio del trigo se ha disparado después de que Rusia prohibiera las exportaciones. | AP

El precio del trigo se ha disparado después de que Rusia prohibiera las exportaciones. | AP
Dpa

Munich (Alemania).- La subida de precios de materias primas agrícolas como trigo, maíz y cacao atrae en todo el mundo a los especuladores. Cuanto peor sea la cosecha en los grandes productores, tanto más éxito tienen en propagar el temor a una escasez de alimentos y prometen a los inversores grandes ganancias.

La prohibición de exportar granos anunciada el jueves por Rusia empeorará aún más la situación. "En este momento el mercado se ve dominado por el miedo", afirmó el analista de temas agrícolas del Commerzbank, Eugen Weinberg.

En Internet, algunos servicios financieros calientan el ambiente desde hace meses. "¡El trigo lo hará rico!", anuncia por ejemplo una web de inversiones. Y añade: "El boom de las materias primas apenas ha comenzado". La creciente demanda se enfrenta a una disminución de las materias primas, lo que genera "precios en alza, incluso explosivos".

Los especuladores no son en opinión de Weinberg los causantes del aumento de los precios, pero "pueden acelerar el proceso". BayWa, el mayor comerciante europeo de productos agrícolas, cree en cambio que en algunos mercados tienen una mayor influencia incluso que la propia cosecha o la demanda. "Un 70% es culpa de los especuladores", asegura el jefe del consejo de administración de la firma, Klaus Josef Lutz.

La situación es especialmente grave con el trigo debido a la peor sequía en 50 años que está viviendo Rusia y las inundaciones en Canadá, países que son respectivamente el cuarto y noveno productor mundial del cereal. Ya antes de que Rusia bloqueara las exportaciones los precios del trigo aumentaron un 50%.

Los expertos no creen que se llegue a una crisis alimentaria. "Hay suficientes reservas", señala Weinberg. Sin embargo, los propios productores agrícolas también intentan sacar provecho y hay reticencia a vender a la espera de que los precios suban. Lutz llamó a los campesinos por ello a no especular con los precios.

Quejas de los fabricantes

Las inversiones en los mercados agrícolas no son nuevas, y el índice de materias primas CRB, con el que los inversores participan en el mercado mundial de petróleo, gas, soja y algodón, ya existe desde hace más de 50 años. Lo novedoso es la presencia masiva de grandes inversores que participan con sumas millonarias e impulsan así los precios al alza.

Hace unas semanas se produjo un pico especulativo cuando un fondo británico compró de un solo golpe el 7% de la cosecha mundial de granos de cacao y lo almacenó para venderlo justo antes de la temporada navideña a los fabricantes de chocolate, con un ingente beneficio. El sector se queja desde hace meses de que su principal materia prima se ha convertido en el balón de juego de los especuladores.

Antes, los productores podían calcular ellos mismos el precio en base a informaciones sobre la cosecha y otros indicadores, pero ya no. Lo mismo ocurre con los panaderos, por ejemplo.

Los bancos esperan en el futuro incluso mayores negocios con las materias primas. El estadounidense J.P. Morgan acaba de comprar por 1.700 millones de dólares una gran participación en el comerciante de materias primas RBS Sempra, que era codiciado también por el alemán Deutsche Bank.

Seguramente la política no podrá quedarse sin hacer nada ante el problema, pero Lutz subraya que no se puede actuar de forma nacional o aislada, porque entonces los especuladores se buscarán otro mercado. "Esto es un juego global".