miércoles, 26 de mayo de 2010

Deuda publica o chantaje a las naciones? (Traducciones escogidas del blog de Frédéric Lordon)

Entonces "hay un problema de deuda publica". Pero ya que estamos, de donde viene? No es una pregunta que suelan hacerse los que no hacen mas que hablar de ella. Ello no les impide exigir un desmantelamiento progresivo del estado del bienestar.Y sin embargo la respuesta es simple: la crisis de la finanza privada desde 2007 es completa y enteramente responsable de lo que ha acontecido desde entonces.
A los enemigos de la deuda solo les gusta hablar, en lo que al déficit se refiere, de la parte del gasto y nunca de los ingresos. Y eso que ésta es muy interesante ya que la bajada sistemática de la presión fiscal es una de las características estructurales del neoliberalismo. Hay ahora un compromiso histórico entre el capital y el Estado que suplanta el compromiso social de los treinta años que nos han precedido. El chantaje era simple: "bájame los impuestos o me voy!" Desde entonces el "socialismo moderno" a reducido los impuestos de sociedades de un 50% a un 33% acompañadas de bajadas masivas de las cotizaciones sociales.
De hecho en EEUU sus grandes personalidades liberales seguros de su fuerza y de tener toda la razón (la razón del mas fuerte), no han disimulado su proyecto político de liquidar lo que consideran "la maldición de Roosevelt" rebobinando la historia (roll back agenda). Y no es de extrañar ya que durante el periodo keynesiano-fordista (del 32 a los 70) se aumento a los mas ricos el interés marginal del IRPF hasta un 90%! Se redujo de este modo el foso que separaba a ricos y pobres y el de los salarios patronales y el de los trabajadores hasta un coeficiente de 30. Fue un periodo que Krugman ha llamado "de gran moderación". En efecto, después del crack del 29 y la gran depresión que le siguió, las elites económicas y financieras no habian tenido mas remedio que someterse a la voluntad de los políticos (Roosevelt en particular). Con la crisis objetiva del modelo keynesiano-fordista sintieron estas élites que el momento de la revancha había llegado. Poco a poco, a partir de los años Reagan fueron desmantelando las regulaciones heredadas del Estado Rooseveltiano con una estrategia cuyo eslogan era "starving de beast" (matar de hambre a la bestia, siendo esta el estado). Desde entonces comenzó una ofensiva en favor de las bajadas de impuestos para debilitar progresivamente al Estado. Reduciendo los ingresos del Estado pretendían que se redujeran también los gastos (los pobres tenían que volver a ser pobres y las clases medias dóciles e ignorantes (esto ultimo lo añado yo, pero es así). El problema es que dada las resistencias sociales y sobretodo militares (guerra fría, guerra de las galaxias) la bajada del gasto fue limitada y compensada por el endeudamiento. Los déficit presupuestarios se han vuelto desde entonces crónicos. El desmantelamiento del estado social, del bienestar progresa lentamente. Déficit y deuda publica son el resultado endogeno de esta contradicción de una configuración capitalista presa de la lucha entre estas fuerzas antagonistas.
Con la explosión de la crisis financiera en 2008 la deuda, de crónica pasa a ser explosiva y el déficit se vuelve astronómico. Las élites económicas y financieras, a través de políticos dóciles e ignorantes, debilitados por los efectos de la crisis, deciden planes de ajuste que ponen definitivamente en jaque al estado del bienestar ya que "ante todo" no hay que volver a aumentar impuestos a los mas ricos ni acentuar la presión fiscal para corregir el déficit. Dicho de otro modo, los efectos de la crisis serán transferidos al estado social que reducirá sus gastos pero no aumentara sus ingresos o no en la misma proporción. Los ricos estarán a salvo de una crisis que ellos mismos han provocado gracias a la colaboración de organismos e instituciones financieros, a los ataques especulativos de la banca y finanza internacional y la propaganda de una prensa en manos de grandes grupos que se encargara de repetir el mismo mensaje (reducción del gasto, reducción del déficit, de la deuda,etc...).

12 comentarios:

Anónimo dijo...

John, siguiendo el análisis de F. Lordon hay que hacer una fiscalidad media europea a la alta y desmantelar los paraísos fiscales. El que esto sea misión imposible ha de traer causa en partidas secretas estatales y a las mafias y su blanqueo. Han de arreglarlo. No puede haber moneda única sin fiscalidad única y adecuada al Estado del Bienestar y coordinación en el tema de los Paraísos.

Susan George (ATTAC) insiste en El País de hoy en que dinero hay, y mucho. "Tras la crisis de Lehman Brothers había nueve millones de personas que juntas tenían 38.200.000.000.000 dólares, con 11 ceros [más de un millón de años], dólares listos para invertir, casi en cash, no en casas, yates o cuadros. En efectivo". Información" interesantísima", cuenta, cortesía de Merrill Lynch.
(ana)

John Nash dijo...

Attac mismo publico hace unos años un libro muy interesante y documentado sobre la criminalidad financiera. Si los Estados no actúan, a pesar de que iban a hacerlo a raíz de los atentados del 11-S, es que sin duda el gran capital no esta dispuesto a que les toquen su tesoro y gran arma de destrucción masiva financiera para doblegar la voluntad de los miserables dirigentes de Estados.

Anónimo dijo...

Cuando tengan tiempo y ganas pasen a ver esto;
http://www.youtube.com/watch?v=j5UYOFg2H1w

Pueden ver la totalidad de 6 partes en youtube.Aquellos anónimos que enarbolen la bandera de neoliberalismo como el sistema mejor que tenemos,están especialmente invitados.(ana) hay un capítulo sobre paraisos fiscales.
Abrazos a todos,Brisa

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=kjAKZEnOZ1Q

http://www.youtube.com/watch?v=_3Zztz019bY

http://www.youtube.com/watch?v=BrYJQet0Q2k

http://www.youtube.com/watch?v=qfkiq8VCfGQ

http://www.youtube.com/watch?v=yuCECKbXr_E

Ahí tenéis el resto de enlaces hasta completar los 6,por si alguien se pierde por youtube.Antes no tenía tiempo.Feliz tarde.Brisa

Pedro dijo...

Cada loco con su tema. Creo que la "redistribución" de riqueza por medio de la recaudación de impuestos es un método injusto e ineficaz puesto que, por un lado, se deja al rico ladrón (el patrón sin escrúpulos) continuar robando al pobre (el empleado mal pagado) y, por otro lado, viene el Estado, a la manera de Robin Hood, a robar al rico ladrón para repartir solo una parte del botín entre los pobres, la otra parte quedando por supuesto en manos del Estado para sufragar sus gastos y para algún que otro despilfarro.

Al que interese este tema de injusticia social (a mí me apasiona) aconsejo leer dos comentarios que hice a John Nash bajo la rúbrica "Hacia la Gran Depresión?" donde se sugiere la creación de un sistema de Retribución Equitable del Trabajo (RET) según el cual, entre otras cosas, los sueldos demasiados bajos pagados por una empresa X serían aumentados con la disminución de las excesivas remuneraciones que se atribuyen los dirigentes y/o accionistas de la misma empresa. De esta forma : a) la empresa no pierde sino que gana competitividad, puesto que los empleados mejor pagados trabajan con más dedicación, b) los empleados ganan lo suficiente para pagar su propio "bienestar social" sin que tenga que venir Robin Hood a darles ninguna limosna, c) el proletariado -- vergüenza de una sociedad civilizada-- desaparece.

John Nash dijo...

Como dices Pedro, cada loco con su tema. Sigo sin ver claramente de manera practica como aplicarías tu RET sin pasar por el estado o una institución neutra dependiente de él. Piensas que de la simple voluntad popular emanaría este sistema y que dirigentes y accionistas aceptarían de buena grado perder retribuciones y dividendos sin estar obligados a ello por leyes, reglas o una fiscalidad impuesta por un gobierno democrático? O no he entendido tu idea o eres un poco "naïf".

Pedro dijo...

Hombre, John, yo me creo más realista (un poco utópico, es verdad) que naïf. Lógicamente la proposición RET tiene que ser formulada por el propio Gobierno demócratico (cuya preocupación principal es velar por los intereses de todos los ciudadanos, y no sólo por los intereses de algunas minorías como ocurre "de facto" hoy en día), referendada en caso oportuno por los ciudadanos y claramente expresada por leyes y reglamentos que la autoridad judicial haría respetar.

Pero las cosas siendo como son, es de temer que ningún gobierno "democrático" tenga hoy día la lucidez y/o la conciencia cívica suficientes para implantar el sistema RET, por razones que desconozco, los gobiernos (incluso los que son supuestamente compuestos por demócratas) parecen seguir prefiriendo el sistema arcaico e ineficaz de recaudación de impuestos.

Mi esperanza realista (nada de "naïf") es que algún partido o grupo político compuesto de gente que sinceramente desean resolver, o ayudar a resolver, el problema crucial (y trágico) de la pobreza de la mayoría de los trabajadores, sobre todo cuando las minorías que los dirigen se enriquecen sin mesura, inscriba en su agenda la implantación de un sistema RET bien pensado, promuevan este sistema como objetivo principal de sus programas y lo implementen si llegan a gobernar, o lo hagan implementar por el gobierno desde la oposición. El partido o grupo político que enarbole esta bandera de justicia social tendrá, por seguro, ganadas las elecciones.

Anónimo dijo...

Entro para saludaros Brisa, Pedrp, Nash y otros foreros de Sentido Común que transitan

Cuatro cosas tiene el pobre
que no se las quita nadie:
la iglesia y el hospital,
el cementerio y la cárcel

Iglesias o superstición (salvadores incluidos) pueden aumentar. Hospitales no parece, pero si la enfermedad vinculada a la pobreza, aunque igual nos dejan algo para quitarnos los piojos. La fosa común también, y la cárcel seguro .. aunque caben otros métodos)

(a Brisa) Gracias Brisa por los interesantes you tube y el colgado en sentido común. El dolor económico que padecemos parece de muelas.

(a Pedro) Después de ver el you tube de Bridsa en sentido común y de leer en El País la noticia de los suicidios en China (aunque los hubo también en France Telecom) no me siento muy motivada a pensar que la propuesta de Pedro interese a los capitalistas en todas las ramas de la producción. Además, algunos foros de El País parecen, hoy, riñas entre marujos y marujas. ¡Qué nivel tenemos! (ana)

Pedro dijo...

Ana, mi propuesta no se dirije a los capitalistas, se dirige a la multitud de trabajadores mal pagados y a los gobiernos y/o partidos democráticos que deben (o debieran) protegerlos.

Anónimo dijo...

Hola Pedro y John,

Pedro, la falta legitimación democrática del capitalismo hace difícil poner eso sobre la mesa. Espero que la crisis ofrezca esa oportunidad y que no se vayan de la mesa al oírlo, pues éste ha sido hasta ahora el problema si es que han llegado a sentarse para hablar de redistribución de beneficios. Dirigido a los trabajadores sí lo veo factible, pero eso ¿no serían una suerte de cooperativas?

Creo que, en este momento, no es la reforma laboral lo urgente ni la causa de la crisis. Un impuesto sobre la especulación, esa suerte de tasa Tobin -que guste o no guste ya propuso Attac-, y que parece que ya tuvo el beneplácito de Turner y Gordon Brown (UK) en el G-20, ante la crisis pues disminuye los riesgos, se impone en este momento. Ni Francia ni Alemania, ni Almunia ni Barroso van en contra, El problema es el que se pueda eludir la tasa mediante los paraísos fiscales. El desmantelarlos es primordial; o, como mínimo, el aplicarles directamente el recorte estándar oportuno. Sin una estrategia firme de todos los países en contra del Paraíso Fiscal no estaremos más que otra representación teatral tipo sainete. Las ideas están ahí, lo que falta es ocuparse en lugar de sólo preocuparse de los paraísos fiscales.

Sumo a lo anterior el que, se recaude lo que se recaude con la tasa que sea, el que los ingresos lleguen a las empresas y a la gente, y el sirvan a los buenos fines depende de los que gobiernen. Básicamente de erradicar la corrupción y la mentalidad que la acompaña a fin de que los que corrompen no corrompan el ambiente con la mentalidad facinerosa. Se trataría de no votar a ningún partido que no denuncie o que avale a cualquier imputado (indicios criminales) de su mismo partido en un supuesto de corrupción. Eso es considerar normal lo que es anormal e insulta a la gente decente. Sin una previa limpieza, no habría que votar a ninguno. Quizás no fuera mala idea aplicar una tasa Corruptín a los partidos con tramas y corruptos, serían más vigilantes.

El que ha contaminado los mercados financieros que pague, que se haga transparencia (paraísos fiscales) y estaremos en condiciones de que se valore el trabajo humano (y a los humanos). En caso contrario, lo de un apéndice de carne en una máquina de acero será más que nunca verdad. Todo esto lo digo desde la intuición y con mucha ignorancia (ana)

Anónimo dijo...

Gracias por tu aportacion en los comentarios del pais sobre el club bilderberg. Yo he echado un jornal como se dice en mi pueblo, aprovechando que es la primera vez que un periodico de gran tirada como el pais (perteneciente a este grupo)cubre esta noticia. Es importante despertar a la gente de su borregismo y narcolepsia en la cual nos han sumido.
Gracias, un saludo Jana

Anónimo dijo...

hola John, soy Matteo he escrito en el pais..te racomiendo metas lo ante posible este video su tu blog

http://www.youtube.com/watch?v=Z4pk0jq1IMg&feature=player_embedded

finalmente,fatelo girare questo videooo! ciao John!

Matteo