domingo, 30 de mayo de 2010

La educación liberal

No voy aquí a hablar de estadísticas gráficos o datos medibles. Hoy día son poco fiables y los criterios a menudo ideológicos. No obstante flota en la atmósfera la idea de que el nivel de instrucción, así como el de educación disminuye año tras año. Voy a hablar de la aplicación de una ideología a la pedagogía imperante. De las consecuencias de una visión del mundo decadente que se va imponiendo desde hace unos años y que inevitablemente repercute en nuestros chavales, que son sólo esponjas, receptáculos.

Una sociedad enferma
Me parece primordial hablar de la estructura de la familia moderna. La estructura familiar tradicional ha sido atomizada. En una clase cualquiera es común que cerca de un tercio de los alumnos viva con tan solo uno de los padres. Los divorcios, separaciones se multiplican y se vulgarizan. Esto afecta sin duda a la estabilidad emocional del niño que busca refugio en amigos (de ahí un comportamiento gregario cada vez más marcado, hago, me visto y hablo como los demás) o, en algunos casos, en profesores de los que esperan demasiada implicación no estando preparados para adopciones emocionales en un contexto de “grupo clase” (tampoco creo que sea deseable ni su misión).
Los adultos muchas veces tampoco damos la talla, no somos un buen ejemplo. Cuando se trata de padres separados se tiende a competir por el cariño de los hijos y por ello se les malcría. Es difícil decirles “no” por temor a que no quieran volver a vernos o que escojan al otro cónyuge para la custodia. También existe el caso de abandono por causas laborales. En un país de mileuristas y de temporalidad como éste ambos padres han de trabajar, a veces con horarios imposibles y apenas ven a sus hijos. Otros pudiendo conformarse con menos deciden sacrificar su vida familiar por la profesional por la que tanto han luchado. A veces nos mostramos caprichosos, consumistas y hedonistas porque así son los tiempos que corren, lo superfluo se vuelve indispensable y lo esencial aburrido o esclavizante. La competición implacable y una legislación atrasada que no protege a “los padres” en el seno de la empresa no dejan espacio a la familia.

Vivimos una crisis, una crisis moral y de conciencia. El mundo es ahora, con toda su miseria, conflictivo, de una brutalidad destructiva, agresivo, materialista, competitivo y todo la sociedad se ha construido en torno a estos conceptos. Las imágenes, comportamientos y lenguaje que vehicula nuestra televisión causan estragos de impredecibles consecuencias y poco a poco marcan el inconsciente colectivo. Nuestros hijos pasan demasiadas horas delante de pantallas (de la televisión, del ordenador, del teléfono móvil…) sin defensa intelectual alguna, sin las armas de una razón construida con la propia experiencia o el estudio. Y cambian de un canal a otro al menor indicio de aburrimiento programático y del mismo modo se comportan fuera. Buscan el placer inmediato, les aburre la reflexión prolongada y en profundidad así como repetición. El estudio es un tostón y de todas formas ¿para qué sirve? No es de extrañar que a nuestros chavales les cueste concentrarse, aprender, parezcan disléxicos o simplemente vagos.
La situación laboral de estos últimos diez años ha contribuido a demoler un poquito más el edificio escolar. La burbuja inmobiliaria ha producido esa idea de que era muy fácil ganar mucho dinero sin tener estudios. El que seguía sus estudios parecía un “pringao” mientras los demás se iban de fiesta con coche propio con cuenta bancaria propia. Frente a tal presión social a la institución educativa solo le quedaba bajar el listón, evitar ponerles obstáculos a los chavales que querían seguir siendo estudiantes, seducirlos con la facilidad de los estudios. Dicho de otro modo, prostituir la exigencia para lograr mantener a los “clientes” alumnos.
Administrativamente se ha hecho todo lo posible para que los docentes pierdan progresivamente su autoridad y tengan menos poder de decisión. Las sanciones son cada vez mas escasas y menos contundentes. El alumno se ha vuelto rey, como un cliente de supermercado y los equipos de dirección se alejan progresivamente del cuerpo docente porque muchas de las consignas que reciben así como la exigencia de aplicación de nuevas normativas les obligan a enfrentarse con los profesores o a renunciar a aquello en lo que creían. Si no quieren dimitir deben entonces cerrar los ojos y volverse cínicos.

Pedagogía diferenciada
La institución educativa ha decidido adaptarse a la nueva realidad socioeconómica. Ya no tiene la iniciativa, va a remolque. Como hemos visto actúa como un vendedor en busca de clientes desesperadamente. La pedagogía estrella, la que se considera más adaptada a la situación presente es el constructivismo.
En pedagogía se denomina constructivismo a una corriente que afirma que el conocimiento de todas las cosas es un proceso mental del individuo, que se desarrolla de manera interna conforme el individuo interactúa con su entorno. El Constructivismo psicológico mantiene la idea que el individuo‚ “tanto en los aspectos cognitivos y sociales del comportamiento como en los afectivos”, no es un mero producto del ambiente ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día a día como resultado de la interacción entre esos dos factores. En consecuencia, esta posición el conocimiento no es una copia de la realidad, sino una construcción del ser humano. Los instrumentos con que la persona realiza dicha construcción, fundamentalmente con los esquemas que ya posee (¿y si estos esquemas no son pertinentes o carece de ellos?), es decir, con lo que ya construyó en su relación con el medio que le rodea.

Si nos quedamos en lo meramente teórico parece una pedagogía bastante coherente, nítida, sin nada que reprocharle pero en realidad es nefasta. Por un lado obliga al pedagogo a buscar los artificios, las situaciones reales que concuerden con el contenido que pretende transmitir. Tiene además que resultar lúdico, divertido para captar la atención del alumno y que le ayude a aprender. Es simplemente agotador y utópico, en lo lúdico difícilmente se podrá competir con la videoconsola o el botellon. Es un farol que los alumnos perciben enseguida. Relega el conocimiento a un segundo plano y codifica tanto los contenidos que los alumnos no saben exactamente hacia donde se les lleva. Por otro lado tiende a aislar al profesor y su pedagogía, se escinde el claustro, ya que cada uno será inmediatamente responsable de que el alumno haya aprendido o no. Empezamos a percibir el lado liberal de esta pedagogía. Aplicado a la pedagogia el constructivismo se asemeja a una manipulacion mental que lleva al consentimiento y docilidad del alumno. De ese modo, una vez interiorizada la ideologia transmitida, es mas facil y mas economico un control de las mentes a distancia por parte de las autoridades oligarquicas. Al que no se adapte o se resista: Palo y ostracismo.

Otra de sus carencias son que necesita de la voluntad expresa y continua de todos los alumnos para aprender, lo que, coincidiréis conmigo, es una majadería cuando se conoce un poco la juventud de hoy. Sin esta voluntad, todo el edificio pedagógico se derrumba ya que el individuo debe en teoría construir su propio saber. Por otro lado, y quizá sea para mí su peor defecto, es discriminatoria socialmente. Habréis entendido enseguida que el constructivismo puede tener buenos resultados frente a alumnos motivados (solemos encontrar este tipo de alumnos en instituciones privadas o públicas pero en que asiste una gran proporción de hijos de clase media alta. En cambio a los alumnos de clases desfavorecidas o con problemas familiares u otros, o encontraran la motivación ni la autoestima necesaria para construir ese saber. Se necesita para esos alumnos, consignas claras, enunciados y conclusiones explícitos y profesores con autoridad (a la antigua diría yo).

La pedagogía diferenciada, es decir a varias velocidades incluso en una misma clase, sienta las bases para una privatización progresiva de la educación primero de forma inconsciente. Es más competitiva, estigmatizante. “Qué estudien solo los que quieren” y entonces que paguen por ello, los demás a la institución pública residual (es el modelo americano). Por otro lado se vuelve clientelista, o sea que hay que tener contento al que paga y darle lo que pide. Así es como en EEUU cada vez promueven menos inteligencias de entre su propio pueblo. Las universidades se ven obligadas a importar materia gris europea, asiática e incluso africana porque su propio sistema genera solo mediocridad e iletrismo de masas. Es un viejo anhelo de la clase dominante. No compartir lo mejor que tiene esta sociedad con las demás clases sociales. Confiscar a los mejores médicos, a los mejores profesores, a lo mejor de lo mejor para los que pueden pagarlo y para los demás que Dios provea. Las consecuencias para un país que elija esta vía es el sacrificio de un bienestar social durable, la perdida de calidad de la democracia, el sacrificio de la meritocracia y el que inteligencias de clases populares se pierdan para siempre.

49 comentarios:

Anónimo dijo...

En la línea de lo que cuentas, Nash, está la famosa frase "la universidad, una fábrica de parados" que, en su momento, hizo furor, aunque todo el mundo supiera que se tiene más posibilidades de salir adelante en el mercado de trabajo con una buena preparación y un título. Para más inri, el proceso de mercantilización de la Universidad está extendido por Europa, por el juego de la competencia. Notablemente en el mundo anglosajón, donde el cobrar y dar títulos a los extranjeros es todo un Business. En las nuestra la concepción del estudiante como cliente da a entender que paga los estudios y el título cuando la realidad es que la Universidad la pagan todos los ciudadanos, incluidos los que tienen vetado el acceso. Por consiguiente, la captación de clientes se aviene con un marketing infantil en la que prima la marca del centro (publicidad) y no el esfuerzo (notablemente en los llamados Master, que suponen aún menos esfuerzo que un curso ordinario). Esta concepción del estudiante como mero cliente y la presión que se ejerce sobre el mismo para que obtenga el mayor número de títulos (titulitis) denota la visión mercantilista de la Universidad, que poco a poco va convirtiéndose en una actividad complementaría o por horas al estilo del curso de karate o de mecanografía, pues siempre hay algo más interesante que estudiar en la sociedad de consumo. El profesor que suspende, atendiendo a una exigencia social de control (no dar licencia para matar a un médico sin ir mas lejos) es un déspota que hace la vida imposible al joven consumista. El estudiante autodidacta que va más allá de lo asignaturalizado es un rara avis que ha de esconder sus habilidades (mil series americanas tratan del tema) y frecuentación de bibliotecas públicas. Breve, la satisfacción del cliente, el darle siempre la razón mantiene la institución, pero lo convierte en una víctima de un sistema que compite por atraer, ahora, al alumno extranjero ¿Ofreciendo playa y sol? ¿Quién da más (ciudad marchosa, clima )? Pero claro, nadie se ha puesto a pensar en serio que el cliente de la Universidad es la sociedad y que para satisfacer las necesidades sociales (no las titulitis) hay que formar con sosiego personas cambiando el sistema mercantil de productos listos para consumir (ana).

John Nash dijo...

Tienes razón en evocar la universidad porque los problemas que se perciben en la educación obligatoria se elevan al cubo cuando se trata de la educación universitaria considerada como opcional cuando no un lujo.El Plan Bolonia se enmarca dentro del Acuerdo General de Comercio de Servicios, firmado en 1995 y cuyo objetivo declarado es “liberalizar el comercio de servicios” a escala mundial lo que nos lleva una vez mas a ese neoliberalismo omnipresente. Lo más importante no es la cantidad de conocimiento, sino su productividad. Se mercantiliza así el conocimiento universitario y crea un marco de competición entre universidades. Lo mas sangrante de este tema es el desprecio, cuando no el desconocimiento o la propaganda que los medios han mostrado frente a las protestas. Se mostraba una imagen del universitario vago, maleante, radical y aburguesado al tiempo. Pobre democracia...

Anónimo dijo...

Pienso que llevas mucha razón en lo de criminalizar al que protesta como vago y maleante (en el S. XIX se decía que los obreros de las fábricas eran todos unos borrachos) cuando los periódicos ofrecen estos días ejemplos de personas bienpensantes que emulan a Al Capone. Gentuza sin límite a su ambición, con poder y dinero para vivir decentemente mil vidas, que trafican con dinero, influencias, se reparten comisiones, colocan a parientes y amigos en puestos públicos, presionan a todo cristo y alardean de facilidad para arreglar las cosas mediante la extorsión y los contactos. Se burlan de todos nosotros con dinero público, y de eso nos vamos enterando porque un juez, vapuleado por doquier, ordena escuchas. Esos adultos tiranos ¿acaso saben controlarse? ¿no están sumidos en una borrachera de ambición? ¿no van a la suya y a su interés como niñatos cuyo cerebro no está desarrollado lo suficiente? ¿el ganarse la vida va con ellos? ¿no evitan todo trabajo que no reporte ganancias? Peor ¿no son unos consentidos y a sueldo público? Sin hacer limpieza no hay ideología que valga (ni ideas lógicas ni coherencia) Sabemos que interesa, hoy, eliminar la idea de un poder público, pero los políticos con cargo no tendrían que ser tan fáciles de corromper ni taparse sus miserias por mor de unas siglas. En caso contrario ¿con qué cara van a pedir esfuerzos a los ciudadanos? Y no entro en el tema de que algunos prohombres patrios escondan tales miserias en paraísos fiscales porque ya es para poner una rodaja de chorizo en las urnas en lugar de la papeleta. Esperemos que se haga limpieza en todas partes porque no saben el mal que hacen .. (ana)

Gonzalo dijo...

Buenos días John, saludos a Anónimo, y a todos cuantos estén mirando, leyendo o, simplemente, divagando. Celebro que en tu flamante blog -que nació, sobre todo, con vocación de dar respuesta a muchas de las dudas, inquietudes y no pocas zozobras que sufrimos actualmente por mor de la economía- haya aparecido un comentario a propósito de la Educación (sí, con mayúsculas, siquiera sea por referirme a ella como se merece y no como nuestros políticos actuales, de uno u otro signo, la han tratado). Estoy de acuerdo en líneas generales con todo cuanto expones, tanto en el fondo como en la forma. Como docente con 18 años de experiencia en la función pública -y otros tantos como estudiante en los diferentes niveles- puedo aseguraros que la Educación ha sufrido su particular "burbuja inmobiliaria", y también ha explotado, y también ha dejado sus víctimas, y, por supuesto, también tardará años en recuperarse, si es que se recupera. Es la eterna y terrible pregunta retórica que ya he formulado varias veces en el foro de El País a propósito de cuestiones educativas: "y ahora, ¿quién endereza esto?" Con un dédalo legislativo plagado de reformas que nos abruman cada pocos años; con unos políticos aferrados a la nauseabunda idea de usar la Educación como arma electoral y no como uno de los prístinos, inmaculados y sólidos pilares básicos sobre el que se asienta una sociedad progresista, libre, ilustrada, crítica y honesta; con una sociedad (tú lo has dicho) hedonista, consumista y desequilibrada, en donde se prima el éxito rápido, el enriquecimiento fácil y la exhibición de la imagen personal o profesional a cualquier precio (aunque se sea un zoquete, un iletrado o un bobalicón), unos padres, en su mayoría, desentendidos del proceso educativo de sus hijos, sumidos en cientos de problemas (ahora más, agavado todo por la crisis), cuando no divorciados o separados; unos alumnos alejados de cualquier conato de esfuerzo, aplicación o pasión por el aprendizaje, amén de otras cuestiones que no viene a cuento abordar ahora; y, por supuesto, un cuerpo docente harto de tanta reformas (unos), hastiado de tanto politiqueo (otros), faltos de formación, ideas o vocación (algunos), impotentes ante la triste y palmaria realidad social, televisiva y general (muchísimos), y rebajados de casi toda autoridad (todos). Lamento ser portador de tan pesimistas y derrotistas observaciones, pero es que esto es lo que me toca ver, oír, sufrir, y tragar cada día. Gracias, estimado John, por abrir esta página fresca al mundo y disculpa si mi comentario ha excedido los límites mínimos del espacio físico y los límites éticos de la opinión. Un abrazo a todos cuantos vieren y entendieren. Mi Pirineo-Gonzalo.

Anónimo dijo...

(ana)
Hola Pedro, estaremos de acuerdo en que, también, hay profesores y alumnos que dan más de lo que exige el contrato o la nota. Gente que se paga de su bolsillo -como el vocacional inspector Romero que salía el otro día en El País- las estancias afuera que puede para conocer a los mejores. Pero eso no se valora como es debido (tampoco se hace para que sea valorado, claro) y el profesorado se ve obligado a emplear demasiado tiempo en hacer gestiones, papeles para proyectos y otras tareas parasitarias que lo distraen de la lectura e investigación. Algunos han visto más rentable el pacer pasillos que la propia investigación, y se une a ello el que los concursos o la selección del profesorado (quizás la acreditación cambie algo las cosas al exigir unos mínimos) sea un tema de apaga la luz y .. Las supuestas escuelas funcionan como partidos políticos, con parecido partidismo y odio al que no es de los míos, lo que lleva a poner en la cresta de la ola a mediocres acólitos, de uno u otro bando, capaces sólo de hacer de cacique. Con todo, se han creado biblioteca públicas en este país que para sí quisieran no pocos países en Europa. E incluidas las municipales (ana)

Anónimo dijo...

Buenas tardes a todos:

El documento que aportas John estoy de acuerdo en lineas generales,no en todo,como siempre.

El hecho que el capitalismo irrumpiera en este país como el caballo de Troya,preocupados por la instauración de una democracia,formas organizativas etc desajustó esta sociedad.Los individuos que estaban acostumbrados a una forma monocromática pasaron a una variedad multicolor,que iba a dar nuevos problemas a los que enfrentarse.

Hablas de conductas distorsionadas ;familia,parejas,trabajos,tiempos...es verdad,todo venía con el nuevo sistema económico y social.

Los profesores se encuentran solos y sin saber cómo reconducir el tema educativo,los padres más de lo mismo;los planes de estudio a la vista están y las posturas políticas ,y al final los niños percibiéndolo todo y con una transmisión de valores de lo más dudosos y una instrucción también con contenidos y formas desfasadas.

Existen pedagogias para afrontar una educación para esta nueva realidad social,sin ser pedagoga sí sé que existen pero sigue siendo la hermana tonta de la psicología.Profesores con buena instrucción los tenemos pero sin pedagogias,ni en sus estudios universitarios,ni después como formación continuada.No los culpo ¡ojo! pero nadie habla de ello.Algún profesor se paga algún curso poco más.¿Pedagogías? chino mandarino. A Pagar.

Hay carentes ó nulos recursos para la prevención y reorientación de los problemas en los colegios.En épocas de F. Gonzalez se comenzó por la creación de equipos de apoyos interdisciplinares en los colegios;psicólogos,trabajadores sociales etc,etc para prevenir,asesorar y tratar situaciones desajustadas,en época de Aznar todo esto se cortó no dando dinero suficiente,más claro ejemplo se vio en toda la área se Servicios Sociales;ni un céntimo.

Si tienes problemas con tus hijos o te aguantas ó sigues la intuición ó te pagas a un buen psicólogo.Igual para los otros muchos conflictos;parejas,ansiedades etc. te tomas la pastillita roja,amarilla,azul,verde y arreando que es gerundio. Prevención y apoyo a los problemas existentes brillan por su ausencia.A pagar.

La salud social,personal no siempre debe pasar por la medicina,es además de un error,un gasto distorsionado.No se apuesta por la prevención.La salud pasa por formas de vida,de valores,afectos etc,etc. A pagar.

Señores/as no interesa abordar estos asuntos a fondo con la seriedad que requieren.Psicologia sigue sonando a una disciplina majadera para locos ¿Pedagogia,qué es? y más disciplinas implicadas en la educación.Paguénselo y lo tendrán.Si es parte de salud social y personal deberían contemplarse en la protección pública,pero ya ven interesan las soledades de ;profesores,padres y niños para que esto no vaya hacia adelante.De los planes educativos para que hablar ¿de qué hablan? ¿qué recursos aportan?

Los barrios marginales no se lo peden pagar,ni muchos barrios obreros,perpetuando así conflictos.

Hay mucho más,pero como tengo que tomarme la pastillas multicolor después de esto y de la noticia de Israel les dejo ¿hablamos de Israel,John?
No sé si me salgo de la linea de los comentarios pero sin una educación por todos los frentes no estamos hablando de nada,si hoy en día se aplicaran todas las disciplinas aún me lo creo pero en la situación actual es para.....me voy por la pastilla multicolor JAJAJAJAJAJAJAJ.Hasta pronto.Brisa

Anónimo dijo...

Hola John, Hola Brisa, a mi entender hay una visión de los efectos del liberalismo propia de una clase social o de tiempos de bonanza. Pero hay otra visión, quizás defensiva y de repliegue, ante los mismos efectos del liberalismo. Se dice, hoy, que la crisis “une” las familias: Los hijos vuelven a casa y las parejas con hijos no rompen, notablemente las menos jóvenes, aunque ya no tengan nada en común como pareja, por el bien de los hijos o de una convivencia en la que nadie está ya para fantasías. O incluso por valores morales más arcaicos o muy profundos, pues la ruptura se vive como un fracaso personal y de la idea idealizada que uno se hace de la familia. Hombres y mujeres aguantan (por compañerismo, por lo pasado, por el bien de los hijos) con gran costo personal, incluso sintiéndose cobardes. En tal caso, no sé si el divorcio daña a la familia. La institución, como tal, es defectuosa. La falta de tiempo por malos horarios laborales, también. Es una institución el matrimonio que vehicula juegos de poder a los que los integrantes difícilmente escapan. El hombre soporta mal, por lo general, el no ser el que más caza en la familia; y, posiblemente, si la que se marcha es la mujer se lo toma, a veces, como una cuestión de hombría. De ahí, que en las legislaciones de tantos países esa iniciativa de romper la tenga, aunque sea oficialmente, el hombre, y que la carga de la estabilidad matrimonial (adulterio etc.) repose tradicionalmente en la mujer. El que hoy seamos más infantiles y soportemos menos la frustración (no sabiendo ni el por qué uno se casa ni se divorcia) es otro tema. Está pensado para la protección de los hijos. La mujer ha jugado un tradicional papel de “Estado Social de Derecho” con respecto a anciano y enfermos. Es posible que con la crisis vuelva a ser así, salvo que nos volvamos todos más humanos y se compartan, de verdad, las tareas. El sistema tradicional tiene no pocas pegas. Y no entro en el padre patrone rural … (ana)

John Nash dijo...

Gracias ana y Brisa por comentar. Sabia que este tema te interesaría Gonzalo. Siempre queda mucho en el tintero. Podría hacerse una tesis doctoral al respecto pero no creo que universidad alguna la sufragara, es un tema espinoso y crucial al mismo tiempo, verdad?

Anónimo dijo...

Ana,hola,
Dices mucho y quiero sintetizar mucho.

No sabría decirte si las crisis unen más a las familias,yo diría que en todo caso formalmente,generando así otros conflictos inter-personales nada desdeñables. Vivir con quien no quieres es pá echarse al campo y jartarse de llorar¿no?. Genera muchas más tensiones,muchas más.Los hijos por medio,siempre en medio.

Los divorcios son necesarios,nadie en su apuesta personal puede acertar,ni siquiera admitir que las historias no cambien a lo largo de la vida.El tema es más cómo la gente se divorcia y cuándo.En muchos casos cuando esto ocurre las relaciones ya están muy deterioradas y ahí ya sabemos todos las consecuencias para ellos y para los hijos. Poca gente asiste a terapias de pareja ó mediadores que ayuden a poner orden el complejo mundo afectivo.Esto antes lo hacían los curas y a volver a casa todo el mundo.

Mucho antes de esto,en los colegios,en la educación debería haber matería para estudiar estos y otros mundos afectivos. Hacer pensar a los alumnos sobre afectividad,sexo,inteligencia...pero la educación no está orientada mucho para pensar y sí para adquisición de conocimientos ¿¿??

Hoy por hoy,creo en mi humilde opinión,la institución matrimonial puede llegar a ser una cárcel con siete rejas,incluso algunas de oro. Muchos llevan vidas paralelas y los hijos por medio ¿no se enteran? pero se ve,se siente,se palpa muchas cuestiones en el ambiente...esponjitas que absorben todo.

La mujer se sigue llevando siempre la mayor parte de los trabajos logístcos (no siempre,que ya sabemos) pero es así y justamente en épocas de crisis muchas despedidas están ayudando a padres,hijos,hermanos y al cántaro que lleva a la fuente.

En lo colegios sigue sin haber educación en la igualdad.

Nadie soporta bien los abandonos,nadie y menos cuando hay una inmadurez afectiva manifiesta.Son hechos en la mayor parte traumáticos que requieren ayuda pero no se pide en muchos casos,se van por los caminos de Tarifa. Hay que pagarlos y además muchos ignoran esa posibilidad.

Y el hombre(con perdón) sigue perdido en su mundo,sin comprende muy bien lo que está pasando,viendo calles sin salida,criticando la igualdad ó mejor dicho leyes que los "discriminan" porque no comprenden muchos la discriminación positiva.
Total,al final un puchero bien servido con todos sus avíos .Y sigue la gente casándose,respeto cualquier opción,claro,pero viendo la intemporalidad de todo podrían optar por relaciones más abiertas,como vivir juntos y no crear esa red de intereses económicos que están de fondo.¿Necesitarán fiestas ó gastar en ello?
Con una buena formación desde pequeños todo esto sería mucho más llevadero aunque siguiera siendo doloroso,hablamos de duelos,las rupturas son duelos que hay que pasar y son duros en la mayoría de los casos.
Me voy a tomarme la píldora rojita,es la hora.Un abrazo (ana).Brisa

Gonzalo dijo...

Buenas tardes, Nash. Gracias por responder. Saludos también a los demás interlocutores, aunque te confieso que ya no sé quién es Ana, quién Anónimo y casi, casi, quién es Brisa. (Brisa, guapa, ¿eres tú?) Tú lo has dicho, John: asunto crucial y espinoso el de la Educación (y, por supuesto, de sobrado interés para todos). Crucial porque nos va mucho en ello. Todos los estamentos, hasta donde yo conozco (OCDE, CEOE, UE, Ministerio de Educación...), hablan del rigor que debe afrontarse en el aula para formar, primero, personas; luego, espíritus autocríticos; y, después, individuos formados profesional, humana, estética, académica y éticamente. Y espinoso porque, al ser la Enseñanaza(vuelvo a las mayúsculas) un asunto tan delicado, se halla sometido a los vaivenes, tiras y aflojas y embates de los políticos que quieren hacer de él -del asunto- una cuestión de bandera para sus intereses electorales y de partido. Lo primero, lo del aspecto crucial, es difícil de abordar pues las aulas son en este momento -te lo digo con sobrado conocimiento de causa- un "espacio lúdico" sin precedentes en donde el profesor (hablo de los niveles de Primaria, ESO y Bachiller) se ha convertido poco menos que en un animador-papá-psicólogo-orientador-chacha. De los niveles de F.P. (que es mi ámbito) mejor ni hablamos (ni siquiera de Ciclos de Grado Superior). Se está titulando, lisa y llanamente, a muchísimos jóvenes cuyos conocimientos, habilidades, destrezas, capacidades, perfiles profesionales y vocaciones son ínfimos (y a ver cómo competimos con Europa y el resto del mundo). La cuestión política es espinosa (y no me refiero a doña Sonsoles) en sí misma. El problema, querido John, es que se ha creado tal poso de ineptitud, dejadez y abandono; se han dañado tan duramente las estructuras elementales de un entramado que, más o menos, funcionaba; se ha machado de tal manera al cuerpo docente; y se generado, en fin, tal dédalo burocrático, enrevesado y de intereses tales, que, aun a riesgo de que se me tache de redundante, vuelvo a preguntar: y ahora, ¿quién endereza esto? (La próxima vez que vuelva a formular tal pregunta, insertaré entre "quién" y "endereza" ese conocido vocablo castellano de asiduo uso, íntima ubicación y corto pelaje, que rima con Logroño). Terminaré esta segunda parte de mi intervención contando una experiencia que entra estrictamente dentro de mi ámbito más personal y profesional: llevo, como ya quedó dicho, 18 años al servicio de la Enseñanza, entregado en cuerpo y alma -podéis entender la expresión en el sentido lato de la palabra- a formar profesionales, y, curiosamente, de todos los estamentos implicados en este campo educativo (Administración, compañeros, alumnos y padres), de donde más bofetadas morales he recibido ha sido del segundo. A partir de ahí, qué podemos esperar en este país. Es mi opinión. Gracias, una vez más, perdón pido de nuevo si he excedido algún límite, y mi gratitud a todos cuantos leen, comentan y aportan sus ideas. La mía, aunque pueda sonar a entelequia, es muy simple: cerrar el chiringuito y volver a empezar desde cero. Trabajar sobre tanto escombro legislativo y tanta escoria burocrática, empieza a resultar tedioso. Salud.

Anónimo dijo...

Gonzalo,buenas tardes,sí hombre soy yo Brisa y ahora sin prisas.

Los papás ¿eh?,te comprendo perfectamente.Para solucionar esto,sinceramente pienso que no hay intención,habría que arrimar hombro todo el mundo,todos a una y una inversión importante en recursos humanos de muchos tipos y más recursos...esa es mi humilde opinión.
Mientras tanto no desesperes Gonzalo,ganas de tirar la toalla todo el mundo en distintas profesiones,no es momentos tampoco para perfeccionismos y sí de ser ese profesor que al menos toma interés;posturas honestas.Estáis solos pero los padres también,Gonzalo,y los niños jugando....a ver quien es el más guapo/a ¿qué van a hacer?.Saludos,voy a desintoxicarme de tanta píldora que tomé ¿será por pastillas? jajajajajajaja.Brisa

Anónimo dijo...

Hola a la parroquia (Brisa, John y Pedro) .

Lo de Gaza se lleva la Palma en las noticias de la tarde. He visto a un forero (de nombre árabe) escribir: “¿Esto es un Hombre?” recordando el libro de Primo Levi. Me ha aparecido muy acertado.

Lo que quería decir antes, económicamente hablando, es que los cambios de la familia típica son buenos y malos, y no hace a todas las familias vulnerables por igual. El cambio de la estructura de las familias viene del cambio del papel de las mujeres: no siguen los parámetros de fecundidad para asegurarse un empleo estable cómo hacían sus madres. Tampoco cuidan de los mayores. Esto podría crear nuevos trabajos, pero siempre que los salarios de las mujeres no sean precarios y les permita salir adelante (particularmente en familias monoparentales.

Dicen que en España un 30% de jóvenes que no alcanzan la escuela secundaria. En EE. UU a algunos les educan los padres (disfuncionalidades servidas) que les hablan de dinosaurios en la época de J.C. y San José ¿Qué necesitamos para rectificar? ¿La crisis? Pienso que será así en aquéllos a los que los padres puedan sostener ¿ Volveremos a la situación que el que te pagaran los estudios ya era el top, y se valorará ...? Quilosá. Saludos.

Gonzalo dijo...

Hola, Brisa. Gracias por identificarte y por responder. Quienes entran como "Anónimo", al menos deberían firmar su discurso con algún nick o nombre a los que dirigirnos. Eso de "Anónimo" suena tan anónimo... Saludos a todos, en cualquier caso. Sí, Brisa, tienes razón, los profesores estamos solos, y los padres también, pero ¿acaso no estuvieron más solos, y en unas condiciones económicas, sociales y políticas deplorables, nuestros padres y, sin embargo, salieron adelante, airosos y sin más recompensa que ver a sus hijos felizmente colocados y útiles a la sociedad? En nuestra época -dicho así, parece que me estoy refiriendo al pleistoceno y no, me remonto tan sólo a los años 70 y 80, cuando yo fui estudiante-, en nuestra época, digo, los padres se preocupaban por inculcarnos en casa unos valores con los que accedías ya a la escuela. Eran valores como la austeridad, la puntualidad, el respeto a los mayores, profesores y demás familia, la educación básica, la aplicación, el esfuerzo. Y todo esto lo hacían sin apoyatura de ningún tipo, sin psicólogos, sin orientadores, sin programas... Las condiciones económicas de aquella época ayudaban también a que estos valores se asimilasen mejor. Y hoy en dia, no te quepa la menor duda, se agradecen. Sin embargo, ahora todo son problemas en los adolescentes (muchas veces, por lo que veo, son problemas que constituyen el fiel reflejo de los de sus padres), todo son programas adaptados, apoyaturas psicológicas, educación a la carta, hiperprotección del niño, adolescente o joven, anulación de todo sentido de la responsabilidad en ellos, poca comunicación en las familias, demasiado móvil, ordenador e iPod´s -según decía muy acertadamente Nash- como íntimos amigos de aventuras, y en esas andamos. Por eso pienso que a la hora de repartir responsabilidades, debe hacerse en su justa medida, y si bien yo ya he entonado el mea culpa en lo que concierne al cuerpo docente, no cabe duda de que la laberíntica, burocratizada e ineficaz Administración, por un lado, y los padres y los niños, por el otro, se llevan, sin duda, el grueso de la responsabilidad en lo que a Enseñanza se refiere. No voy a repetir la consabida pregunta retórica pero no me extrañaría que tuviera que hacerlo en breve. Un abrazo, Brisa. Un saludo a quienes estáis ahí leyendo.

John Nash dijo...

Habéis dicho muchas cosas aquí y casi van en el mismo sentido, mas adelante intentaré hacer una síntesis donde propondré humildemente algunas pistas de reflexión libre de todo prejuicio, quizá algunas cosas no sea agradable leerlas pero creo que hay que abandonar los compartimentos estancos de la ideología e intentarlo todo.

Anónimo dijo...

Bueno,Gonzalo yo no estoy,ni estuve nunca en el area educativa,excepto claro,mi propia experiencia de ser alumna hasta la universidad.¿Todas la soluciones que planteas pasan por quemar naves y empezar de nuevo?¿sería eso posible? sobre los posibles ¿qué se podría hacer?
Besos Gonzalo

Anónimo dijo...

No te mates John ni con la tesis ni con con la síntesis, que igual hay antítesis por en medio, al menos en lo que concierne a mis comentarios.

Solía ser la Anónimo, pero no todos son míos. Mira el precedente, John, no sé de quién es pero cabe celebrar que tu parroquia aumenta con el brazo estudiantil ... Bienvenido/a.

Gonzalo, salvo olvido, yo firmo con (ana)

Anónimo dijo...

John,te advierto que para más sustos no estamos ¿eh?.Que hablando de educación,de niños, Herodes sobra.Por si sirve de algo....Un abrazo.Brisa

Anónimo dijo...

El comentario que antecede a (ana) es mío,por omisión se me olvidó poner e iba dirigido a Gonzalo,el otro anónimo puede ser aquel que protagonizó lo que "El viento se lo llevó",pero suena a UNo ó Perlimplín,uno de estos dos anda ese anonimato.Apunto por UNo porque Miliky no ha vuelto JAJAJAJAJAJA.Brisa

Anónimo dijo...

Y Miliky no es Perlimplín,para que no haya malos entendidos,Miliky es Miliky,ya saben a qué cosa me refiero.Perdón por estas licencias pero a esta hora,después de un largo día ó me río ó me callo.Si además hay tantos tratamientos con "pildoras"...Saludos a todos y hasta otra.Felices sueños.Brisa

John Nash dijo...

Bueno, no tiene nada que ver con el tema (o quizá si), esta noche en France 3 el invitado en "ce soir ou jamais" es Noam Chomsky". Hablara de lo ocurrido en Israel con la flotilla humanitaria, también abordara la política extranjera de EEUU. Todo un lujo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias John,se me acaba de quitar el sueño.Noam lo sigo hace mucho tiempo.Abrazos.Brisa

Gonzalo dijo...

Gracias a todos por leer. Brevemente: Nash, aborda el tema sin prejuicios y escribe lo que tengas que escribir, estamos preparados para entrar al debaate. Gracias, Ana, por avisar; ahora ya te tengo fichada; celebro encontrarte también aquí. Brisa, lo de "quemar las naves" es una forma de hablar. Claro que acabar con todo y volver a empezar es una entelequia, pero la situación va a requerir de reformas muy dolorosas. Buenas noches y buenos sueños.

Anónimo dijo...

Brisa, Gonzalo, no quemar más chalupas que igual hay gente pacífica con tirachinas, ya nos han dado un buen susto ...

Nash, como siempre haciendo equilibrios y jugando, cuando entre la razón y el poder, Quel pari pascalien ! Gracias por el aviso de F 3. Le prohibieron una conferencia hace poco los ataca-chalupas humanitarias.
(ana)

Pedro dijo...

A la manera de un espíritu astral juguetón que le gusta materializarse bajo diversas formas nuestro Anónimo se encarna, a capricho diría yo, ora en Brisa ora en ana (con minúscula). No soy indebidamente curioso, pero me gustaría saber si en términos humanos se trata de una sóla persona, o de dos, o tal vez de tres si añadiéramos el para mí misterioso Miliky... Qui ? Quoi ? Pourquoi ? (Réponse optionnelle).

Educación : bravo John por lanzar el tema y gracias a todos por las muchas luces multicolores que lo animan. Como la Economía, la Educación se ha convertido en una cesta de cangrejos donde la sinrazón se come a la razón. Pienso que en ambas materias, aprovechando el comienzo de siglo y de milenio, valdría la pena re-comenzar a partir de cero. Qui fait quoi, quand et comment ?

Anónimo dijo...

Estaba dudando, querido Pedro, si para dejarlo medio Clarín le respondería que Ana, soy yo o que Bovary, c'est moi, pues andamos un tanto afrancesados por estos lares.

Quisiera matar a mi doble –me refiero al post duplicado-, pero no me atrevo a solicitar la ayuda de Nash, pues anda engullido -con notable éxito- por la Anaconda de los Medios de comunicación, y respondiendo a post de viejos y nuevos foreros. Incluso A Ninguno.

En cuanto al verdadero Anónimo de los dos, el único válido es el que sea capaz de encontrar sus ojos, don Pedro, y el que le lleve a donde usted quiera ir y no hacia donde él quiera. Ya ven lo que me pasa a mí después de que me encontraran las sucesivas pastillas de colores ofrecidas de Brisa. Je voudrais être la brise …

En honor al blog, les diré que es un problema de inflación lo de los Anónimos (si yerro que John Nash me corrija).

En cuanto al Qui fait quoi et comment... debe tener más páginas que el sumario del Pretoria

(ana)

Pedro dijo...

Gracias Ana-Brisa por la explicación, para mí muy clara. Tuve un tiempo (corto pero interesante) en que yo fuí dos.

En cuanto al qui fait quoi, quand et comment con respecto a un nuevo sistema universal de educación, no sé si tendría más páginas que el sumario de Pretoria, solo sé que todavía no se ha escrito ni siquiera la primera ...

Anónimo dijo...

A Pedro y John y los que pasen y vean (lleguen o no al final)

Pienso Pedro que una educación básica equiere una base común, una tradición, que auna una memoria colectiva y un proyecto vital. En Francia, la escuela laica y republicana ha sido algo ideológica, pero esas ideas lógicas han funcionado. Claro está que han tenido otra Historia: la Revolución Francesa es un hito que une con orgullo y que es, incluso, exportable. En nuestra historia, que no queremos ni recordar, hay un clocher qui choche ... Respecto a los contenidos, quizás lo esencial sea saber leer –con la cabeza y no sólo con los ojos- y saber contar. Hartos nos tienen los pedagogos que nos dicen, a todas horas, que hay que divertir a todas horas ... el contenido se desestructura y se pierde en los detalles. De eso no salen cabezas bien amuebladas (ni siquiera los muebles). Educarse para la vida y para no ser nocivo es ya es otra historia más implicación personal o autodidacta en la que no nos han acompañado necesariamente ni maestros ni profesores (al menos no necesariamente los oficiales). Incluso se puede aprender en pugilato con los anteriores (contra-exemplum). Cultivarse es igualmente un esfuerzo personal y tarea larga y sosegada (preparar el terreno, sembrar, dar agua y esperar el fruto) de cocina a fuego lento más que de microondas. Está además el no dejarse llevar por lo momentáneo y el aislarse para poder concentrarse. Hay más cosas aún. Está la educación para ganarse la vida y la que enseña a vivir y dejar vivir. Esta última, tan necesaria, es la que John nos alerta que está en peligro. Y, claro está, en su lugar hay otra ideología (ideas lógicas) basadas en el vivo y no dejo vivir que es igualmente absorvida, se quiera o no, por el ambiente que nos rodea y el que rodea a la niñez. Pienso que es ésta educación la que nos educa, hoy, y de la que habla John en el blog. La clé n'est pas dans ma poche ... (

ana)

Anónimo dijo...

Me permito añadir, Nash, que el BOE de ayer lleva un Protocolo que modifica el Convenio entre el Reino de España y el Gran Ducado de Luxemburgo para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y para prevenir el fraude y la evasión fiscal, del que podría deducirse que el secreto bancario irá siendo algo menos secreto para las autoridades. (ana)

John Nash dijo...

Deduces demasiado Ana, yo no me creo nada "a priori". Ese "evitar la doble imposición" me resulta un poco impreciso y puede esconder de todo. Estoy acostumbrado a oír declaraciones que en la practica resultan lo contrario. Ah, al parecer a Caja Madrid le quedan dos telediarios, por lo pronto la bolsa vuelve a caer, veremos como termina esto.

Anónimo dijo...

De ilusión también se vive, John, y estaría en la línea de lo que se dibujaba tímidamente en el G-20. Los cambios en el IRPF (Cataluña, p.e) exigen tal cooperación y ésta es exigible a los bancos. No sé. ¿Le quedan dos telediarios para ser absorbida y re-convertida en banco? (ana)

Anónimo dijo...

Buenos días a todos:
Voy con poco tiempo ¡oy ¡qué raro!. (ana) si unimos los hechos de ayer en esta página del blog, podemos deducir que;el anónimo era UNo llamando la atención de nuestro apreciado anfitrión ¿para qué? para que fuera al foro a poner no orden,no,algo más de desorden del que hay. Revolucionarios encubiertos jajajajajjajaa,provocadores con sentidos y consentidos.
Ni sistema económico,ni democracia....ustedes ya han vivido mucho para hablar así.¡¡Vayamos al sistema de comunas!!!!,fuera Estados,fronteras,economías globalizadas , la santa sede,y las pastillas de colores. Siempre me arrimo a los mismos ¿qué desviación es la mía?.
John,no pude ver a Noam,ya me contarás en resumidas cuentas de qué fue ¿sí?.Si no puedes ya sabes no me enfado,soy así.
Hoy se impone,creo,en vez de pastillas un buen gazpacho con todos sus elementos,vitaminas pá el cuerpo.
Feliz mañana,hasta la tarde Besos a todos.Brisa

Anónimo dijo...

Brisa, los programas de France 3 no se ven frescos del día (o noche) sino como vídeos envasados .. en unos días estará subido el de ayer Saludos (ana)

John Nash dijo...

Me los estoy descargando aquí, intentaré ponerlos en una entrada especial Chomsky durante el día.

Gonzalo dijo...

¿Alguien habló de revolución? ¿Quién dice de quemar, incinerar y mandarlo todo a freír churretes? ¿Me he perdido algo? Buenos días a todos cuantos vieren, leyeren y entendieren. John, no deseaba que el foro sobre Educación derivase de nuevo en Economía, pero, pues lo nombras, debo hacer una serena reflexión: ¿A CajaMadrid le quedan sólo dos telediarios? ¿No le quedará también algún Informe Semanal? Y otra cosa: ¿en qué medida el conflicto en Medio Oriente coadyuva a mejorar la situación mundial? Supongo que en ninguna, pero es que si me lo dices tú parece como que me quedo más tranquilo. Como siempre, un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Creo que un anónimo anterior (catalanizando o afrancesando el absorbida) lo dirigí a Pedro en lugar de a Gonzalo, pues su post se cruzó por el camino. En todo caso pretendía seguir con el tema de la educación (ana)

John Nash dijo...

Bueno Gonzalo, un banco o caja intervenido y que se va a seguir endeudando esta condenado.El Fondo de reestructuración ordenada bancaria (conocido por sus acrónimo, FROB) es un fondo creado en España con motivo de la crisis financiera de 2008. Se enmarca dentro de las medidas y planes de rescate e incentivación de la economía —y, especialmente, del sector financiero— puestos en marcha por los distintos gobiernos y autoridades monetarias.

El FROB tiene por objeto gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito y contribuir a reforzar los recursos propios de éstas en los procesos de integración entre entidades. Este tiene una dotación de 9.000 millones de euros, de los cuales el 75% (6.750 millones de euros) está financiado con cargo a los presupuestos y los remanentes del Fondo de Adquisición de Activos Financieros y el 25% restante (2.250 millones de euros) por los distinto fondos de garantía de depósitos de bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Empieza ya a parecernos que este fondo se quedara corto. Dicho de otro modo vamos poco a poco hacia una nacionalización de la banca. Las cajas se transformaran en bancos muy concentrados. Cuando digo que le quedan dos telediarios es que no seguirá siendo la misma estructura independiente que ha sido hasta ahora. En cuanto al conflicto en Oriente medio es la cristalización de las tensiones mundiales de nuestro tiempo. Tensiones geopoliticas, culturales, militares, económicas, etc... Por eso es tan importante lo que ocurre allí.

Gonzalo dijo...

Gracias, John, tu verbo ágil, concreto, pedagógico y riguroso me aterra unas veces, me tranquiliza otras, siempre me subyuga y no me deja indiferente jamás. Mil gracias por la breve pero contundente explicación. Me quedo más tranquilo. Ayer, precisamente, entré a hablar con la directora de la sucursal de la oficina en donde tengo depositados mis cuatro ahorrillos, y me dijo que, de momento, todo está controlado (claro que ella, mira tú qué va a decir). Estarás al tanto, como buen sabueso de la actualidad económico-financiero-bursátil-bancaria, de la fusión que se está gestando entre CajaDuero y CajaEspaña. La señora me aseguraba que este trance es necesario y que después de esta fase -primera parte del partido- vendrán otras, y que, al final, coincidiendo con parte de tu discurso, quedarán sólo unos cuantos bancos y unas cuantas cajas. Aseguraba ella también que algunos bancos, en general, y el Santander (¿se permite publicidad en el blog?) en particular, están incordiando de manera insidiosa y terrible a las cajas para que se dejen absorber por un precio de saldo, ¿es eso cierto? Y, por ahora, nada más. Te agradezco de nuevo esta ventana libre y plural que has abierto y te felicito por tu estilo ladino para convertir el foro de Educación de nuevo en uno de Economía, jajaja. Saludos a Ana, Brisa, Pedro y, en fin, a quienes miran pero no hablan. Abrazos sinceros. (Y me pregunto: ¿qué logroños hago hablando de Economía si lo mío era la Educación?)

John Nash dijo...

Volveré a escribir sobre educación ya que queda mucho por decir y todos intuimos que ahí se pueden encontrar las primeras soluciones a la crisis que nos ha tocado vivir, sembrar las semillas de una sociedad futura mas sana.

Anónimo dijo...

Buenas tardes a todos,mirones incluidos.
Entro sólo para agradecer a John que haya colgado a Noam,después lo veré tranquila.Muchas gracias.Un corazón muy racional el tuyo John JAJAJAJAJA,corazón de haikus.
Gonzalo,mi apreciado y admirado,al final la economía lo envuelve todo,en las formas,en los fondos y en el más allá.Hasta yo misma hablo de vez en cuando...jajajajaja
Se impuso el salmorejo al final,denso,fresquito para la calor que está cayendo.Ya saben,ir conjuntada con el ambiente,esa estética imperante....¡¡¡¡cuántas cajitas!!!Saludos,y un abrazo fuerte John.Brisa

Gonzalo dijo...

Gracias, John. En ese punto estamos totalmente de acuerdo: en la Educación -con mayúsculas, no se olvide- se halla buena parte de la solución. No en vano, yo llevo ya 18 años tratando de formar buenos profesionales para que el mercado y el sector productivo cuenten con la mano de obra idónea y mejor capacitada, pero es que... ¡¡¡hay que luchar contra tantos elementos!!!


Y para quienes hablan en el foro de teorías pedagógicas y filosóficas les confesaré algo: podemos estar aquí toda la tarde y buena parte de la noche divagando sobre teorìas propedéuticas, escuelas aristotélicas, tendencias epistemológicas y demás palabrería barata. Os puedo asegurar, por pura naturaleza empírica, que la mejor pedagogía en el aula es aquella que yo denomino "de cajón" y cuya máxima reza: "si ves que mueven sus traseros es porque no estás moviendo sus corazones". Y otro día, si os parece, os cuento, a grandes rasgos, cuáles son mis estrategias en el aula para: 1) Pasármelo bien yo (para mí el trabajo es, ante todo, diversión, y para pasarlo mal ya están los funerales); 2) Que se lo pasen bien los alumnos (sin convertir el aula en una atracción de feria, que ahí está la gracia y el mérito); 3) Que los muchachos aprendan (pocos y poco pero siempre hay alguien que lo capta casi todo); y 4) Generar la envidia/admiración (según los casos) de aquellos compañeros (o no) que siguen aplicando estrategias pedagógicas basadas en la máquina de vapor de Watt. Muchas veces lo más sencillo es lo más fácil... también en el aula. Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Seguro que tienes razón por la experiencia Gonzalo. Además creo que ya se hacía en la época de la República. Hubo varias escuelas así en Cataluña por lo que oí a una maestra que tuvo que exiliarse (hoy ya fallecida) Me he acordado leyéndote del secreto de las mariposas (ana)

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=CiHnVcX4wRk

Para tí Gonzalo y para los que quieran verlo.Me vooooooyyyyy.
Saludos.Brisa

Anónimo dijo...

Muy bueno el you tube, Brisa
(ana)

Gonzalo dijo...

Gracias, Brisa. Recién acabo de ver el vídeo. ¿Hay alguna relación entre lo que el vídeo narra y el lugar donde está grabado? Estas actitudes, que tantas veces sufro aquí, parecen propias de latitudes meridionales. ¿Me equivoco? Exagerado o no, el vídeo refleja uno de los escollos insalvables que los docentes debemos salvar: ¿Cómo vamos a inculcar valores a los alumnos cuando el templo primigenio de los valores debería ser el hogar? (Obsérvese el condicional intencionado). Y añado, para sorpresa de alguno: ¿Cómo vamos a exigir en el aula valores a los alumnos cuando algunos docentes no son capaces de aplicárselos a sí mismos? ¿Duele la pregunta retórica? Pues así es. En otro comentario os amplío algunas de mis estrategias pedagógicas -según quedó prometido- y os cuento alguna anécdota para que veáis de qué pelaje están hechos algunos ¿docentes? Saludos a Ana, Brisa, John, y a todos cuanos leen y disfrutan. Salud.

Anónimo dijo...

¿Tu crees es esto sólo se da en paises meditarraneos?.Da igual donde sea,una de las importancias del video es la necesidad de transmitir valores a los hijos con el ejemplo,por ejemplo ,y eso es algo que falla aquí´y en muchos más paises ¿te recuerdo el indice de criminalidad de EEUU?,valores importados.Si te sirve de algo...es que con el calor los neurotransmisores están algo derretidos ¿tendré algo para engrasarlos?,buscaré en el trastero..jajajajja Saludos.

Anónimo dijo...

Tengo 10 minutos y te sigo contestando Gonzalo,apreciado y admirado forero.Los problemas de valores que transmiten los padres es verdad que os afectan muy directamente,los chavales llegan allí con toda esa carga más la social.Creo que la escuela debería ser ese centro en común donde se discuta no sólo de las materias y actividades,entre profesores y padres,sino un centro de evaluación de esos valores.Es básico,fundamental que los padres se involucren en ello.Me dirás que no tienen tiempo...pues sí esa es la excusa perfecta y no tienen perdones porque cuando se tiene un hijo no es sólo para satisfacer ese deseo de prolongación de la especie,es sobre todo la responsabilidad de la educación de sus hijos;instrucción y valores.Y yo me pregunto ¿quién motiva a los padres a que se involucren más en los colegios,institutos? ¿qué métodos de motivación existen? ¿quién investiga los porqués de esa no involucración? ¿quién devuelve esa información recogida al profesorado y así tomar medidas ? es que tengo tantos interrogantes.....Un beso Gonzalo,Brisa

Gonzalo dijo...

Buenas tardes a todos, especialmente a ti, Brisa, que te muestras tan preguntona (te pareces poco a mis alumnos; sus ansias por saber y sus inquietudes son tan excelsas, que por no preguntar no me preguntan ni la hora para salir al recreo). Pues bien, con permiso de nuestro amable anfitrión John, voy a tratar de responder a alguna de tus inquietudes, no sé si todas. Difícilmente se puede hablar de motivación de los padres, en lo que a Educación se refiere, cuando muchos de sus hijos, quienes más implicados deberían estar, no lo están. No creo que el interés o desinterés de los padres por involucrarse en los aspectos escolares pueda enunciarse como una cuestión dicotómica: o sí o no. Es evidente que esta cuestión admite muchas opciones, tantas como padres e institutos hay. Yo he trabajo sólo en tres institutos -y tengo referencias de unos cuantos más, claro- y te puedo asegurar que los resultados de mis observaciones son dispares. En los niveles de ESO y Bachiller, dependiendo del instituto, claro, pueden hallarse muchísimos padres totalmente involucrados; incluso a la hora de confeccionar las listas de candidatos a Consejo Escolar hay "bofetadas", por expresarlo de una forma coloquial. En otros institutos, en cambio, en esos mismos niveles, se encuentra un panorama de reticencia deplorable. En los niveles de FP, que es mi campo, nos encontramos, en general, con un desapego absoluto de la mayoría de los padres por el rendimiento escolar de sus hijos y por el resto de actividades propias del instituto. Hay ocasiones en que llamo a algunos padres para informarles sobre la marcha de sus hijos (entiéndase la marcha académica; de la otra "marcha" casi nunca informan a nadie") y se sorprenden, primero, de que el profesor-tutor ¡¡¡llame!!!, y, segundo, muchos de ellos ni siquiera sabían que su hijo se hallaba estudiando en mi instituto. Desolador, ¿no crees? (Continúa en post siguiente).

Gonzalo dijo...

(Viene del post anterior) Preguntas también que qué hacen los institutos para motivar a los padres, y yo te devuelvo la respuesta en forma de pregunta: ¿acaso los institutos deben motivar a los padres para que se involucren en la marcha de sus hijos? ¿No debería ser esta una custión que surgiera espontánea y naturalmente? Es evidente que vivimos, entre otras, en la época de las prisas, y que mucha gente siempre argüirá la falta de tiempo, y todos sabemos lo duro que es dejar el spa, el gym o el culebrón de la tele para asistir a una reunión con tutores, a un Consejo Escolar o a una actividad organizada por el Centro, pero, ¿tan dificil es involucrarse en lo más mínimamente básico y esencial? Muchas veces los profesores no pretendemos que todos los padres vengan al instituto a las reuniones; muchas veces los profesores nos conformamos/conformaríamos con que la implicación de los padres comenzase en casa, y aquí vuelvo a mis argumentos de un comentario anterior. Por otro lado, querida Brisa, convendrás conmigo en que hoy en día hay padres y madres que traen niños al mundo por un mero convencionalismo social, abdicando de sus principios y obligaciones éticas y morales para con sus hijos. Puede sonar fuerte lo que digo pero, desde mi óptica de docente y tutor, así lo veo. La maternidad y paternidad comporta, entre otras cosas, la asunción de una serie de obligaciones que consisten, sobre todo, en fomentar valores en el hogar; si muchos padres piensan que sus hijos van a estar mejor "educados" consintiéndoles todo, no estableciendo frenos, barreras y límites, dotándolos de todos los elementos materiales posible, justificando todos sus errores y fechorías, y no imponiendo unos mínimos valores jerárquicos, desde luego están muy equivocados. Aparte de que los niños, demostrado está, no son más felices por tenerlo todo y no conocer límite alguno, pero esto ya es otra historia que debe ser contada en otra ocasión (y aquí pido permiso al señor Ende). La felicidad, casi nada... Por el momento, lo dejo. Como siempre, agradezco a John esta oportunidad que nos brinda de alejarnos del siempre concurrido y, a veces, caldeado foro de El País para poder debatir aquí en un ambiente más sosegado, íntimo y entrañable. Saludos a cuantos leen. Besos para ti, Brisa.

Anónimo dijo...

Mi apreciado Gonzalo,la descripción que haces me parece tan real como patética.
Que se traigan hijos al mundo para ser abandonados en "consumos" y aparcados en los institutos pues...No dice nada bueno del nivel de responsabilidas de los adultos.
Estoy totalmente de acuerdo contigo que no son los profesores los que deben intervenir en la no involucración de los padres,ni tiempo tenéis,ni es vuestro comentido ¿faltaría alguna figura,profesional ó profesionales para ello?.

Otra cosa curiosa que apuntas,ante mi desconocimiento,es la diferencia que hay entre institutos y formación profesional,parece que en estos últimos llegan los "rebotados" de otros planes ¿no?,lo digo porque esa conducta de los padres que describes son revelatorias.

Te veo lo suficientemente inteligente incluso carismático como profesor.Me cabe sólo decirte que los profesores seguís solos sin respaldos,sin saber qué pasa en esas familías,casas...Así es dificil,muy dificil.Podéis utilizar la intuición pero no barajais datos objetivos que puedan daros una luz,ni parece haber profesionales que intervengan en ello,al menos los casos necesarios.
Por eso insisto que la primera infancia es clave,ahí debería de haber derroches de todo tipo;humanos,pedagógicos,económicos...etc,es más fácil prevenir que curar.Cuando se llega a ciertas edades...muy complicado,ya hay muchas conductas adquiridas difíciles de modificar,no imposibles pero se complica mucho la tarea.

Muchos Besos Gonzalo, me voy a tomar un helado a Juneau (Alaska).Brisa